sábado, 17 de julio de 2010

Un niño de 8 años, atacado por un pez en Sardina


Los angelotes, familia del tiburón y que nadan muy pegados a la arena, se suelen acercar durante el atardecer hasta la orilla en busca de alimento o a aparearse. Los buceadores de la zona aseguran que durante estas horas del día es muy común verlos muy cerca de la orilla en toda la bahía de Sardina, pero que no es habitual que ataquen a las personas sin ser previamente agredidos.

En esta ocasión, uno de ellos estaba demasiado cerca y uno de los niños que jugaba en la orilla lo pisó sin darse cuenta, por lo que el animal actuó de forma violenta, atacando al menor mordiéndole el pie izquierdo, dejándole heridas en la planta y el lateral.

Los usuarios de la playa y la madre del menor alertaron a los Servicios de Emergencias que se trasladaron a la zona, al cabo de un cuarto de hora. Los vecinos critican que no estén presentes miembros de las Cruz Roja ni Protección Civil en pleno verano.

Cuando otros años el Ayuntamiento firmaba convenios con Cruz Roja y Protección Civil, en esta ocasión las playas galdenses sufren un total abandono y la vigilancia es nula.

Además de angelotes, también las arañas comienzan a hacer su agosto con el aumento de la afluencia de bañistas, dándose ya varios casos en Sardina.